Buenas tardes,

Esta vez os quiero enseñar la «técnica de la tortuga», que tiene como objetivo principal el control de la impulsividad y la expresión de sentimientos de manera adecuada, por parte del alumnado.

Con esta técnica, trataremos de hacer uso de la forma de actuar de una tortuga que se repliega dentro de su concha cuando se siente amenazada, y la manera an la que podemos enseñar a los pequeños a replegarse dentro de un caparazón imaginario cuando sea incapaz de controlar su impulsividad y sus emociones.

Esta técnica consta de las siguientes etapas:

Primera fase. Contamos la historia.

En este primera fase leeremos de manera individual y después colectiva la historia sobre la tortuga que se esconde tras su caparazón. Tras contar la historia analizaremos el cuento usando el panel de «La hora del cuento».

Segunda fase. Grupo de práctica.

Después de contar la historia de la tortuga al alumnado, les enseñamos primero a tensar los músculos lo más fuerte que puedan fijándose en las sensaciones que experimentan, y después les pediremos que los suelten de repente, y que se fijen bien en cómo va desapareciendo la tensión y como comienzan a relajarse.

Tras ello, explicamos a los niños y niñas que van a colocarse en posición de Tortuga y se les incita a tensar su cuerpo entero, contando para ello desde 1 hasta 10, después de lo cual los niños deberán relajar de repente todo su cuerpo.  Se les explica que, ésta es una forma de relajarse cuando no sepan como gestionar sus emociones.

Finalmente, cuando dominen los movimientos de tensión y relajación los integramos en la secuencia: stop – respiro – pienso -actúo.

Tercera fase. Práctica individual.

En la fase de práctica individual trabajaremos con cada alumna o alumno por separado, planteándole una o varias situaciones problemáticas que habitualmente ocurren en clase o en el recreo y como las resolverían usando esta técnica. La maestra irá reforzando de manera inmediata las actitudes positivas.

Cuarta fase. Apoyo grupal.

El resto del alumnado tendrá que reforzar a los compañeros y compañeras mediante aplausos  cada vez que se utilice la técnica de la Tortuga. Con este refuerzo del grupo se comienza a practicar la gestión y comunicación adecuada de emociones.

Aquí os dejo la historia y las tarjetas para descargar: