Os presento a todos y todas una divertida actividad, que está siendo un éxito continuo en mi clase, el sudoku educativo.

El Sudoku (en japonés: 数独, sūdoku)  es un rompecabezas matemático de colocación que se popularizó en Japón en 1986 y se dio a conocer en el ámbito internacional en 2005. Es muy probable que se crease a partir de los trabajos de Leonhard Euler, famoso matemático  suizo del  siglo XVIII. Dicho matemático no creó el juego en sí, sino que utilizó el sistema llamado del cuadrado latino  para realizar cálculos de probabilidades. El objetivo es rellenar una cuadrícula de 9×9 celdas dividida en subcuadrículas de 3×3 con las cifras del 1 al 9 en cada fila, en cada columna y en cada «caja», sin repetirse.

Enseñar al alumnado a jugar al sudoku potencia sus habilidades  matemáticas, de lógica y pensamiento crítico. Los sudokus se han hecho muy populares porque entretienen a niños, jóvenes y adultos y, hoy en día, los encontramos por niveles de dificultad. Son una excelente herramienta de aprendizaje, ya que ayudan a fortalecer las habilidades de razonamiento y cálculo a través del desarrollo de ejercicios mentales como si de un juego se tratara.

Uno de los problemas que tienen los chicos y chicas con las matemáticas es la falta de confianza en sus habilidades con respecto a la resolución de problemas. Al aprender a jugar con los sudokus les ayudamos a adquirir la confianza necesaria para sentirse seguros con las matemáticas.

Los sudokus estimulan las siguientes habilidades en el alumnado:

  • Relación espacial. Los sudokus son ideales para aprender sobre las relaciones espaciales. Para resolver un sudoku hay que identificar las filas, las columnas y las cajas,  e identificar la interrelación de todos los elementos al mismo tiempo.
  • Sentido Numérico. Muchos estudios han afirmado y probado que «existe una relación positiva entre los niños y niñas que hacen actividades o juegan con juegos que implican números y sus competencias en las matemáticas». Jugar con los sudokus ayuda a los chicos a solucionar los problemas de matemáticas más rápidamente y con mayor facilidad.
  • Razonamiento lógico. Son perfectos para enseñar el razonamiento lógico ya que al rellenar las filas y columnas con números sin poder repetirlos, el alumnado tiene que utilizar la lógica para resolverlos. De esta manera aprende a trabajar siguiendo la lógica y el orden. Al principio suele ser difícil pero con el tiempo se convierte en un entrenamiento divertido y retador.

Por último, en esta sección os dejo el material a descargar para plastificar. Encontraréis sudokus educativos con colores, formas geométricas y números.