Os presento un post que encontré en el blog “Make, take & teach”. En él, nos presentan un recurso genial llamado “Focus Sticks”.

Los “Focus Sticks”, también llamados “Palitos de Enfoque”, son unos palos que ayudan a los estudiantes a desarrollar y evaluar su propia escritura.

Los palos de enfoque se colocan en una caja en el centro de la mesa y, tras completar las tareas escritas, los niños y niñas pueden usar un palo de enfoque para comprobar o para asegurarse de que su escritura incluye los elementos representados.

Cada palo de enfoque tiene cinco pegatinas que nos van indicando lo qué tenemos que revisar en la tarea escrita:

  • La primera pegatina nos recuerda que revisemos si la letra está en la cuadrícula o dentro de la pauta.
  • La segunda pegatina nos recuerda el uso de la mayúscula, signos de puntuación…
  • La tercera pegatina nos recuerda revisar si dejamos un espacio entre palabras.
  • La cuarta pegatina nos dice que si, por ejemplo, hemos realizado un dibujo que acompaña a un dictado, lo podemos colorear.
  • La quinta pegatina con la letra “D”, de DETALLES, nos recuerda la rayita de la letra “t”, el puntito de la “i” o de la “j”…

Al comienzo del palo podemos pegar un ojo móvil para que nos acordemos de ¡mirar y remirar!

A continuación os muestro la etiqueta para colocar en la cajita de los palos de enfoque:

Aquí os dejo las tarjetas que se cuelgan en un lugar visible de la clase para poder recordar lo que significa cada pegatina:

La plantilla de las etiquetas está preparada para imprimir directamente: