Hoy os quiero mostrar una herramienta bastante interesante relacionada con la educación y el aprendizaje emocional, orientada al Primer Ciclo de Educación Primaria.

Este recurso se conoce con el nombre de “Monstruómetro”. Tenemos nuestro emociómetro en una de las columnas del aula, en la que hemos colocado dibujos del monstruo de colores con sus diversos estados de ánimo. También tenemos unas tarjetas-pinza con los nombres del alumnado de la clase.

Cuando creé el material, me basé en las emociones básicas que aparecen en el cuento “El monstruo de colores”, leído en clase: alegría, tristeza, rabia, miedo, amor y calma.

Cada mañana cada niña o niño tendrá que “echar un vistazo” en su interior y reconocer cual es su estado de ánimo (alegre, triste, tranquilo, enfadado, con amor o con miedo). Plasmará su estado de ánimo en el emociómetro (lo que nos servirá para conocer como se encuentran emocionalmente).

Adjunto el material en pdf para crear vuestro emociómetro:

También os dejo una fotografía que os ayudarán a ubicar vuestro monstruómetro en clase: