¿Qué vamos a investigar?

La piel puede engañarnos. Vamos a realizar esta sencilla experiencia para comprobarlo.

  • Antes de comenzar, prepara tres recipientes: uno con agua muy fría, otro con agua caliente y, el tercero, con agua templada.
  • Introduce una de las manos en un recipiente con agua fría durante treinta segundos. Al mismo tiempo, mete la otra mano en un recipiente con agua caliente.
  • Pasado ese tiempo, introduce las dos manos a la vez en un recipiente que contenga agua templada.

Tras realizar esta experiencia, rodea con un círculo cuál de estas sensaciones has experimentado:

  1. No notas ninguna sensación, ni de frío ni de calor, como si te hubieras quedado sin manos.
  2. La mano que estaba en agua caliente siente más calor y la que estaba en agua fría siente más frío.
  3. La mano que estaba en agua fría siente calor, y la mano que estaba en agua caliente siente frío.
  4. Notas picores en la piel de ambas manos, debido a que ambas han notado el brusco cambio de temperatura.

Os dejo el documento descargable para que lo podáis añadir a vuestro libro de experimentos:

Aquí podéis observar de cerca nuestro experimento:

captura-de-pantalla-2016-10-30-a-las-19-34-19