El Cuaderno del Equipo es un instrumento didáctico de gran utilidad para ayudar a los equipos de aprendizaje cooperativo a auto organizarse cada vez mejor.

Se trata de un cuaderno, generalmente en forma de carpeta de anillas, en la cual puedan ir añadiéndose hojas donde los distintos equipos deben hacer constar los siguientes aspectos:

El nombre y el logotipo del equipo:

En la portada del cuaderno del equipo debe constar el nombre que se ha puesto el equipo. Ponerse un nombre refuerza la identidad del equipo y el sentido de pertinencia: “Soy del equipo de…” o “soy del equipo tal…”.

Los nombres de los componentes del equipo:

En otra hoja deben constar los nombres de los componentes del equipo. En algunas experiencias se coloca también una fotografía de cada niño o niña, o un “autorretrato”… En otras, se especifican, además, algunas características propias de cada miembro del equipo (aficiones, habilidades, gustos o preferencias…), como una forma de mostrar la diversidad del equipo…

Cargos y funciones del equipo:

En este apartado se concretan los cargos rotativos que tendrán que distribuir y ejercer los miembros dentro del equipo base, teniendo en cuenta que debe haber un mínimo de cuatro cargos por equipo. Si hace falta, porque el equipo está formado por más de cuatro miembros, se subdividen las tareas de algún cargo. Los alumnos y alumnas deben exigirse mutuamente a ejercer con responsabilidad las funciones propias de su cargo.

Normas de funcionamiento:

En este apartado del cuaderno se pueden hacer constar las normas de funcionamiento del grupo clase, o bien algunas normas específicas de cada equipo, especialmente a tener en cuenta por un equipo determinado, sin detrimento de las que debe tener en cuenta todo el grupo clase.

Los Planes del Equipo:

En el cuaderno de equipo se van guardando, también, los sucesivos Planes de Equipo, donde se hacen constar los propósitos del equipo para un periodo de tiempo determinado

Los diarios de sesiones:

Al final de cada sesión de trabajo en equipo, sus componentes deben hacer una evaluación de la misma para dejar constancia de cómo ha ido, que el secretario, juntamente con un breve resumen de lo que han hecho en la sesión, debe hacer constar en un apartado del cuaderno denominado “Diario de Sesiones”.

Las revisiones periódicas del equipo:

Finalmente, en este apartado del cuaderno constan las revisiones que los componentes del equipo hacen al final de cada Plan de Equipo.

A continuación, os dejo las fichas para crear vuestros cuadernos de equipo:

Referencias bibliográficas:

  • Pujolás i Maset, P. (2008). 9 ideas clave: el aprendizaje cooperativo. Barcelona: Graó.
  • Pujolás i Maset, P. (2010). Aprender juntos alumnos diferentes: los equipos de aprendizaje cooperativo en el aula. Barcelona: Octaedro.