Hoy, os muestro un recurso muy motivador para repasar las tablas de multiplicar utilizado durante el presente curso escolar, con el que el alumnado ha adquirido una motivación intrínseca por la multiplicación y ha podido memorizar mejor las tablas de multiplicar.

El “mono sabio” Consul es una calculadora manual de latón, creada en 1916 por William Robertson, de Belmont, Ohio, EE.UU. Está articulado de tal manera que cuando sus pies señalan sendos números sus manos sostienen un cuadrado en cuyo interior se señala el producto de ambos.

Yo lo adquirí en una tienda de antigüedades de Portobello Road, en Londres, con lo que es difícil de encontrar hoy en día y también bastante caro. También podéis encontrarlo en Amazon y en Ebay, de segunda mano, a un precio mucho más asequible.

consul

Como tercera opción, encontré por internet unas instrucciones para elaborarlo vosotras y vosotros mismos. Están en inglés, pero son muy fáciles de seguir. Aquí las tenéis: