Hoy en día, los niños y niñas están acostumbrados a que se les califique en todo momento. En las clases de plástica, en vez de estimular la creatividad innata y tan beneficiosa para el aprendizaje, a veces, evaluamos sus dibujos y comportamientos creativos usando como único criterio el la estética, por lo que los alumnos y alumnas van perdiendo gradualmente su interés por el arte y la creatividad.

En las sesiones de Arteterapia no se evalúan ni se califican los trabajos que hacen los niños y niñas. Contrariamente, se les anima y motiva para que expresen su creatividad sin ningún impedimento, eso sí, sin que por ello se prescinda de los límites necesarios. Es por ello que, a través del Arteterapia, podemos motivar un desarrollo integral globalizado y muy efectivo, ya que restaura esa práctica creativa  interrumpidamente.

¿Qué es el Arteterapia?

El Arteterapia propone actividades motivadoras de expresión libre y experiencias enriquecedoras que les permiten canalizar mejor sus emociones y potenciar sus habilidades. De este modo pueden aprender a manifestar sus deseos y temores, tienen la ocasión de experimentar, sin riesgo, una cierta forma de dominio que les proporcionan las distintas técnicas, pintura, dibujo, modelado, música, teatro, que les acercan al mundo de las ideas, de los sentimientos; con el acto creativo pueden aprender a revivir situaciones pasadas, experimentar la repetición y la re-presentación y aprender las reglas y los poderes de la simbolización.

Los objetivos principales del Arteterapia para niñas y niños de Educación Primaria se pueden resumir en:

  • Favorecer el autoconocimiento y la definición de sí mismos, para que descubran cómo son y sus principales valores.
  • Desarrollar su autoestima para que aprendan a valorarse, ya que la autoestima influye en el aprendizaje.
  • Profundizar en sus sentimientos y emociones, los positivos y los negativos.
  • Posibilitar la comunicación y, desarrollar su creatividad.

¿Cuáles son los beneficios de su integración en el currículo escolar?

En el marco escolar, el Arteterapia permite tratar una gran variedad de problemas que afectan a los estudiantes y que interfieren en su rendimiento escolar y en sus relaciones con los compañeros y el profesorado.

Su eficacia se ha probado en múltiples trastornos, en especial en los casos en los hay dificultades de expresión verbal. Se pueden tratar problemas de conducta y de aprendizaje, que muchas veces tiene su raíz en dificultades emocionales.

Otras indicaciones son las dificultades de adaptación en alumnos o alumnas inmigrantes, problemas de autoestima baja, dificultades para relacionarse, timidez, hiperactividad, trastornos alimentarios, enuresis, conductas dependientes, alteraciones y conflictos en el entorno familiar, pérdidas y duelos, bullying, conductas asociales, etc.

¿Cómo aplicar el Arteterapia en el aula?

A continuación, presento una serie de actividades que podemos aplicar en sesiones de Arteterapia en el aula o en el Área de Educación Artística:

  • Pintar tus emociones: Dirigido a todas y todos los niños y niñas que quieran aprender a dibujar, divertirse y al mismo tiempo experimentar con la imaginación. Este ejercicio se centra exclusivamente en mostrar a través de la pintura y la música lo que el alumnado está sintiendo.
  • Realizar marionetas: Podemos crear nuestra propia marioneta o títere y hacerla actuar en diferentes representaciones teatrales. También podemos diseñar nuestro propio teatro o escenarios.
  • Expresión corporal proyectando nuestras sombras:   A través de la experimentación y de la investigación en acción, vemos que la expresión corporal con sombras abre un mundo infinito de posibilidades. Para esta actividad no necesitamos demasiados materiales, será suficiente con una lámpara, la pared o una cartulina blanca, y nuestro propio cuerpo. Se trata de idear las figuras más originales contando con la imaginación, la cual nos dará la clave de la posición en la que tenemos que colocar nuestras manos, pies o nuestro cuerpo para que las proyecciones sean lo que nosotros deseemos…
  • Pintar la música: Una manera de utilizar la música como recurso en el aula es uniéndola a la expresión plástica, tanto con niños pequeños como con los más mayores. Debemos colocar un gran mural de papel continuo sobre el suelo cubierto de papel de periódico. Alrededor de éste, dejamos cajas de ceras de variados colores a disposición del alumnado. Les explicamos que vamos a poner distintas músicas, cada una con un poder evocativo distinto (más alegres, más tristes, más divertidas, más tranquilas, etc.) Las escucharán y cuando les apetezca, podrán levantarse, acercarse al papel en blanco y pintar la música que están escuchando atendiendo a los colores que eligen y a las figuras que dibujan.
  • Dibujar en la oscuridad: Apagamos las luces y proponemos al alumnado que realice un dibujo en la oscuridad. Puede ser muy liberador ya que, de este manera, no juzgamos lo que estamos realizando.
  • Dibujar en la arena: La arena es un fantástico juguete que invita al niño a usar la imaginación y experimentar con el mundo que le rodea. Al igual que en un jardín Zen, se pueden realizar dibujos de formas, letras o palabras, escenas, etc., para relajarnos o despejar la mente.
  • Dibujar al aire libre: Con la llegada del buen tiempo, puede ser una buena idea abandonar el aula un rato para dedicarnos a trabajar nuestras dotes artísticas al aire libre en contacto con la naturaleza. Es una actividad que el alumnado disfruta muchísimo.
  • Crear un diorama: Un diorama es una forma de construir una escena emocionante en un pequeño espacio. Usualmente modelan un periodo histórico, una escena natural o una situación de ficción, y dan espacio a la creatividad y la innovación. Elegimos un tema para decorar nuestra caja y nos ponemos manos a la obra. Suelen salir obras fantásticas.
  • Realizar una obra efímera: Podemos convertirnos en artistas efímeros usando materiales como por ejemplo arena, tiza, papel o agua para crear algo que podremos destruir una vez terminado.
  • Dibujar partiendo de nuestras huellas: Creamos preciosos dibujos a partir de estampar nuestras huellas dactilares con pintura de colores y jugar con la posición de los dedos en el papel para poder hacer un sin fin de dibujos.
  • Usar la técnica del collage: La técnica de collage es súper divertida, y a los niños les encanta cualquier actividad en la que tienen recortar y pegar. Para ello materiales como cartones, revistas, papel de colores, botones, espaguetis, lentejas, palillos y por supuesto, tijeras, pegamento y una cartulina serán válidos para cualquier collage.
  • La rueda de las emociones: Consiste en realizar junto al alumnado una rueda de emociones, con imágenes de revistas o con fotos con diferentes caritas. Este ejercicio, además de divertido, nos ayudará a conocer cómo se sienten los alumnos y alumnas si no son capaces de expresarlo verbalmente y es lo que nos dará la pauta para saber cómo actuar según los sentimientos que en ese momento están experimentando.
  • Colorear nuestra silueta: Podemos realizar esta actividad en parejas utilizando papel continuo. Dibujan sus siluetas y luego las colorean de manera libre y espontánea.
  • Usar la técnica del Frottage: El frottage es una técnica artística que consiste en frotar un lápiz sobre una hoja colocada sobre un objeto, consiguiendo una impresión de la forma y textura de ese objeto. Se puede hacer también con lápices de colores, o pintar sobre el primer esbozo. A los peques les encanta usar esta técnica con monedas.
  • Generar una historia a partir de un objeto: Les contamos la propuesta, “vamos a crear un cuento o historieta utilizando como instrumento un objeto, un objeto misterioso que debemos incluir en el mismo”. ¿Cuál puede ser?, ¿Para qué sirve?, ¿Cómo ha llegado allí?, etc.
  • Creación de máscaras: Para crear una máscara se pueden utilizar tantos materiales como la creatividad lo permita: diferentes tipo de papel, pinturas, plumas, brillos, alambre, etc. Para finalizar, una de las ventajas de las máscaras cuando se trabaja con diferentes artes expresivas, este puede ser un inicio para continuar con dramaterapia (o psicodrama), narración y escritura creativa a través de la creación de un personaje, etc.